¿Qué accesorios son necesarios para la alimentación del bebé?

bebe comiendo

A partir de los 6 meses la benjamina de la casa ya no es tan pequeña, tiene más energía, casi se puede quedar sentada y comienza una nueva etapa : la alimentación del bebé de 6 meses con la introducción de nuevos alimentos.

Yo, que soy de las mamás de leche materna exclusiva mientras pueda,  pienso – “con lo cómodo que era todo hasta ahora…”. Pues sí, ahora toca comprar cacharros para hacer purés, calentar biberones y buscar una vajilla idónea para su diminuta boca, que aún ni tiene dientes. En fin, creo que todo va a volverse menos cómodo.

Vamos a hacer un repaso a todos esos nuevos accesorios que vamos a necesitar a partir de ahora.

El imprescindible número 1 para esta nueva etapa: La trona

bebe comiendo en trona

Para todas las que hasta ahora usábamos la hamaquita, ya toca hacer el cambio a la trona. No se si os habrá pasado, pero a estas alturas, mi niña de 6 meses está más que harta de su hamaca, a los cinco minutos ya pide que la cambie de sitio. Es tan inquieta, que si no la saco, se pone en posturas imposibles para intentar salirse.

De tronas hay de muchos modelos diferentes, y el tipo que mejor se adapte a ti va a depender de tu espacio en la cocina o comedor y de la frecuencia de uso que vayas a darle.

Como es muy extenso por sí solo, le he dedicado un post enterito al tema. Podrás encontrar toda la información sobre tronas en este enlace.

Otra gran duda a la hora de hacer purés: ¿Babycook o Thermomix?

Pues hace algo más de dos años, con nuestra hija mayor, nos planteamos este dilema. Y es que eso de que “el pollo, mejor al vapor” y  que todo debe estar bien triturado (porque es verdad, a la que se encuentran un grumito, ya no quieren comer), pues claro, mejor un robot de cocina, ¿o no?

Leí bastantes foros donde comparaban ambos electrodomésticos.

Babycook ¿imprescindible?

La Babycook no me acababa de convencer, además de cara, tenía poca capacidad, vaya, que tan solo servía para hacer potitos. Y claro, ¿cuánto tardaría en empezar con los trocitos? ¿un año?  Y después, ¿qué?, ahí estaría, otro cacharro que vale 100 euros en el fondo de algún armario de la cocina.

A mi parecer, muy caro para el poco tiempo que lo iba a usar. Eso sí, me hablaron maravillas de él, que sí es muy sano y natural,  que es superfácil de usar y limpiar y lo cocina todo muy rápido… que casi me convencen, pero al final no lo compré.

Thermomix. Prueba y opinión

La opción 2 era la Termomix, que ya llevaba tiempo pensando en hacerme con ella. Pero esta marca tiene una filosofía del siglo pasado, solo puedes adquirir la maquinita si un/a vendedor/a viene a tu casa, te demuestra lo fantástica que es, y se la compras directamente. ¿Sabrá esta marca que vendería mucho más si la pusieran en una tienda online?

Pero como estaba interesada, pues llamé, y vino la vendedora a hacerme una demostración a casa. Y sí, la máquina hace de todo, que si cocina al vapor, que si tritura, muele, amasa, emulsiona… en fin, que solo le falta hornear para poder prescindir del resto de tu cocina.

Pero, entonces llegó cuando me dijo el precio: 950 eurazos!, y yo – “!que QUÉ?!?!”. Que sí, que te lo financian y todo lo que quieran, pero por ese precio casi me reformo la cocina.

Entonces era el modelo Thermomix TM31, pero justamente hace 3 meses salió el modelo Thermomix TM5, y volví a echarle un vistazo, esta vez el precio ya no me sorprendió, 1.100 euros , pero por muchas nuevas características que tenga, sigue siendo cara.

Una simple vaporera, solución y ahorro

Tras mucho buscar, descubrí que por unos 40 euros conseguía una máquina de cocinar al vapor, así que me hice con ella, y ahí la tengo, casi tres años después, y la sigo usando, porque

  • tiene capacidad para poder comer los cuatro que somos en casa
  • no ocupa casi sitio
  • es rápida
  • y porque si se me estropeara algún día, aún podría comprarme 26 vaporeras más y aún así me saldría más barata que la thermomix.

¿Y para hacer el puré?, pues al final una batidora, pero no una de esas que venden para hacer papillas, no, la turmix de toda la vida 🙂

Otros accesorios para el día de día en la alimentación infantil

Hay varios accesorios muy útiles para la alimentación del bebé de 6 meses:

vajilla infantil girafe Sophie
Para casa compré este kit de platos y cubiertos. Los meto tanto en el lavavajillas como en el microondas.
  • Recomiendo tener en casa unos 4 o 5 baberos de rizo, pequeños.
  • y otros 3 ó 4 baberos más grandes, mejor si son de plástico (al menos por detrás).
    • A mi me han ido muy bien éstos de la imagen porque van con elásticos (es que mi niña era muy brutita y los de velcro se los arrancaba). Además son ideales para que se los pueda poner ella sola cuando sea más grande.
  • Biberones grandes, de más de 240 ml.
  • Vajilla infantil: un par de boles y un plato. Va muy bien los que son tipo termo, porque tu peque estará un largo rato comiendo, y así no se le enfría tanto la comida. Si son aptos para lavavajillas y microondas te ahorrarás ensuciar dos cacharros.Cubiertos infantiles, tenedores y cucharas de plástico. Las primeras cucharas que yo compré me costaron una pasta, era de esas que cambian de color si los alimentos están calientes. No merece la pena, las cucharas de silicona que venden en el Mercadona salen muy bien de precio y son las que mejor me han ido.
  • Vasitos transitorios: primero son biberón, luego tienen una boquilla adaptada y después se convierten en taza (como el de la imagen).
  • Van muy bien los tarritos para congelar papillas (aunque cualquier tupper vale).
  • Tu peque también agradecerá mordedores. En cuanto empiezan a salirle los dientes, esto les produce muchísimas molestias en la encía. Mejor si son de esos que se meten en la nevera, fresquitos les alivian más. Importante: los mordedores que sean libres de bisfenol A (BPA Free).

Y hasta aquí por hoy, ¡la próxima semana más!
Si te ha resultado útil, ¡compártelo! Eso me ayuda a hacer más y mejor.

¡Gracias!

Añade aquí tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.