Como elegir el saco de invierno para el cochecito

Si quieres saber como elegir el saco de invierno para el carrito de tu bebé, en el artículo de hoy te resolvemos todas las dudas para escoger el saquito que mejor se adapte a tus necesidades.

Saco de invierno para el bebé

Ahora que se acerca el invierno o simplemente si estás planeando un viaje a un destino con un clima frío, necesitarás un saco para el cochecito de tu bebé.

El saco para el carro o la silla de paseo es esencial para mantener a tu hijo calentito y puedes ser una solución mucho más práctica que comprarle un traje de invierno o un traje para la nieve, que son muy bonitos pero normalmente poco prácticos.

¿Qué es un saco para el invierno?

Un saco para cochecitos es un saco de dormir para bebés que está pensado para anclarlo al carrito y son muy útiles para meter dentro a tu bebé y que esté caliente y cómodo en invierno mientras lo llevas de paseo.

Estos sacos los encontrarás en las tiendas con el nombre de saco para cochecito / saco para silla de paseo / saco para capazo / manta de cochecito / saco para el carrito del bebé… y todos funcionan de la misma manera. Sin embargo, tienen diferentes especificaciones según el modelo.

¿Es mejor un saco o un traje de nieve para bebés?

Los trajes de nieve para bebés son muy cucos, por lo que es tentador solo comprar el traje y usarlos y así pensar que estás ahorrándote el dinero del saco, sin embargo, ¡es posible que necesites ambos!

Un saco de invierno en la silla de paseo y un traje de nieve hacen dos funciones diferentes.

El traje de nieve es ideal para que los niños pequeños que ya caminen y jueguen en el frío y la nieve, sin embargo, son un engorro si vas a estar saliendo/entrando en el coche o en un centro comercial. Cuando cambias a un sitio menos frío, debes sacar a tu hijo del traje de nieve y asegurarte de que, debajo, esté vestido lo suficientemente abrigado pero no demasiado…

Un saco de invierno para el cochecito es mucho más fácil de usar. Tu hijo puede estar vestido con su ropa normal para salir y simplemente meterlo y sacarlo del saco de invierno, que ya está anclado al carro o silla de paseo.

Otra cosa que hace que un saco sea mejor es la seguridad.

Las sacos para carros tienen aperturas que permiten que las correas del cochecito o la silla de paseo pasen a través de ellas, asegurando así directamente al bebé con el propio arnés que trae el carro.

Si, como yo, pasaste mucho tiempo buscando el mejor carrito para bebé y te aseguraste de que tuviera un arnés de 5 puntos y todo el equipo de seguridad, ¡seguro querrás aprovecharlo!

Qué tener en cuenta para elegir el mejor saco de invierno para tu cochecito

  • La edad de tu bebé. Muchos sacos “cubrepiés” son específicos para bebés o niños muy pequeños. Ten en cuenta la edad de tu hijo/a y elige un tamaño que sea adecuado para su altura. El largo del saco debe dar margen de maniobra y espacio para que tu pequeño pueda moverse mínimamente en su interior.
  • El modelo de cochecito. Algunos sacos están hechos específicamente para una marca concreta. Si vas a comprar un saco de una marca de cochecito diferente al tuyo, debes asegurarte que la parte inferior del saco no cuelgue demasiado por debajo de la silla. También existen modelos de sacos de invierno universales, lo que significa que se adaptarán a la mayoría de cochecitos con un arnés estándar.
  • El material del saco. Elige materiales que coincidan con los últimos estándares de seguridad para artículos de bebés, sobretodo ten en cuenta estos tejidos internos de los sacos si la piel de tu bebé es muy delicada.
  • La temperatura. Hay diferentes tipos de sacos para climas más o menos fríos. Asegúrate que el bebé dentro del saco obtendrá el calor necesario. Si vas a soportar un invierno muy frío, agregar una manta encima no es fácil ni recomendable (se deslizan mucho) y necesitas encontrar un saco que vaya bien por sí solo.
  • Resistente al agua. Asegúrate que el saco pueda aguantar un poco de lluvia o nieve sin traspasarlo.
  • Lavable en la lavadora. Imprescindible. Porque tú y yo sabemos cuanto puede llegar a ensuciar un bebé.
  • Fondo cerrado con cremallera. No es indispensable pero sí muy recomendable que el saco se abra con una cremallera en la parte inferior. Esto es especialmente útil cuando el niño tiene los zapatos sucios y hace demasiado frío. Abrir la cremallera inferior ayudará a tener el fondo del saco limpio y también evitará que pueda romperse si da patadas con los zapatos puestos.

Sacos para sillas de bebé universales

Se trata de fundas universales para las sillas de paseo del bebé, así que son adecuadas para la mayoría de los modelos. Asegúrate de verificar las especificaciones exactas del saco antes de comprarlo, especialmente si tienes una silla de paseo con un sistema de arnés inusual.

Sacos para primavera-otoño. Sacos de entretiempo

Si lo que buscas es un saco “ligerito” que pueda abrigar pero que pueda servir para estaciones no tan frías, existen sacos de entre-tiempo.

Los puedes encontrar con el relleno interior extraíble, con la parte frontal que se puede separar o con el saco desenfundable para utilizarlo como mejor te convenga según la temperatura.

Fuente de la imagen: Bamboo ropa recién nacido

En resumen, ¿cuál es el mejor saco para la silla del bebé?

El mejor saco de invierno para el cochecito será aquel que mejor se adapte a tus necesidades. Porque cada cochecito es diferente y solo tú sabes lo que mejor se adaptará a tu bebé.

Busca y compara. Y, si es posible, visita tiendas con tu cochecito para probar in situ como le quedan los diferentes modelos de sacos de invierno.


Y hasta aquí por hoy. Espero que toda esta información sobre los sacos de invierno para bebés os sea de utilidad.

Y si os ha gustado el artículo no dudéis en compartirlo o en utilizar la sección de comentarios de más abajo.

¡Hasta la próxima!

Añade aquí tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.