Plagiocefalia ¿Cómo prevernirla?

¿Sabes qué es la plagiocefalia? ¿Quieres prevenirla o necesitas tratarla? En el post de hoy te contamos todos los detalles sobre esta alteración de la cabecita del bebé.

Plagiocefalia

Cuando tienes un recién nacido de pocos meses, una de las cosas que más te preocupa es que todo en él sea lo correcto para su edad: su peso, sus medidas, su forma…

En lo que más nos fijamos es en su cabeza: tan pequeña, delicada, blandita y redonda. Para ello te preocupas que el bebé mantenga siempre una postura adecuada. Se suele insistir en que, cada poco tiempo, cambies al recién nacido de postura. Por ejemplo, que no estén mucho tiempo en una hamaca, o en la maxicosi del coche, o en la misma posición es su cunita, etc.

El motivo principal es que durante los primeros meses de los bebés los huesos del cráneo no están completamente soldados y, es posible, que una postura fija durante horas fomente la plagiocefalia.

¿Qué es la plagiocefalia?

La plagiocefalia posicional, o síndrome de la cabeza plana, es cuando el cráneo del bebé tiene una ligera deformación que puede alterar el crecimiento de la cabeza del recién nacido. Se suele observar en los primeros meses de vida. Los motivos pueden ser varios:

  • Durante el embarazo, si el feto estaba encajado en el canal pélvico durante semanas.
  • El parto. No tiene porque tener ninguna complicación, un parto normal puede hacer aparecer una ligera deformación. Los principales riesgos aparecen cuando:
    • se trata de un bebé prematuro.
    • partos múltiples.
    • durante el parto se utiliza fórceps o algún otro método mecánico.
  • Postura incorrecta del bebé durante muchas horas.

Braquicefalia

También puedes encontrar el nombre de braquicefalia, que es cuando el bebé suele dormir boca arriba y su cabecita se aplana en la parte posterior, o escafocefalia, que se suele dar en niños prematuros.

Bebés prematuros y plagiocefalia

Como he comentado anteriormente, muchas veces el problema radica en la deformación del cráneo del bebé durante el parto. Esta deformación es normal (yo misma nací con la cabeza totalmente apepinada debido a los fórceps) y en la mayoría de casos las cabezas de los recién nacidos vuelven a la normalidad en pocas semanas.

Pero hay casos en que toda o parte de la deformación no se acaba de recuperar y algunos huesos de la base del cráneo quedan como “desencajados”. Es muy importante en estos casos tratar la plagiocefalia lprevenir plagiocefaliao antes posible.

¿Cómo prevenir la plagiocefalia?

Aunque en un primer momento puede asustarnos ver que nuestra criatura no tiene una cabeza redonda, como padres que somos es normal, la mayoría de las veces no es tan grave como parece.

Con las visitas rutinarias al pediatra es suficiente para detectarla.

En la mayoría de los casos, lo que debes hacer para prevenirla es simplemente que tu bebé vaya cambiando de postura cada poco tiempo: ya sea durmiendo, viajando, en reposo, etc.

Plagiocefalia y partos múltiples

Una amiga fue mamá de mellizos hace un año y medio. A los 6 meses de embarazo le dijeron que las medidas de la cabeza de uno de ellos eran más irregulares de lo que deberían ser, este bebé estaba encajado en la parte superior del útero con mucho menos espacio que su hermanito.

En ese momento le  indicaron que probablemente se corregiría antes del parto o que tendría que corregirlo una vez naciera el bebé.

Cuando nació el pequeño necesitó fórceps y sí, su cabeza era bastante más ahuevada que la del hermano, pero le dijeron que no era grave y que no se preocupase.

Cuando el bebé tenía 7 meses decidió llevarlo al médico para intentar que le redondeasen un poco más la cabeza. “Lo hago más bien por estética” –  me dijo.

A la hora de ponerle a dormir es cuando no sabes como ponerle. Que si dormir boca abajo tiene el peligro de la muerte súbita, que si de lado se pueden resentir las caderas del bebé…Vaya, que te pasas el día dándole vueltas como si fuese un pollo.

En el caso de mi amiga, la asimetría de la cabeza de su bebé era bastante evidente y por más que ella trataba de poner a su bebé tumbado de la parte más plana de su cabeza, el bebé tendía a girarse y apoyar su cabeza del otro lado.

El pediatra le explicó que el cerebro de su bebé buscaba el equilibrio y por ello siempre tendría la inercia de apoyar en ese lado. Si la cosa no mejoraba, al niño habría que ponerle un caso. El pediatra le recomendó el cojín Mimos.

El cojin mimos plagiocefalia lo venden en lafarmaciadelbebe,  puedes encontrarlo en el enlace que te dejo.

El cojín tiene un orificio central y es útil tanto como método de prevención desde el nacimiento, como de ayuda a la corrección hasta los 18 meses de edad. 

El cojín ayuda a reducir la presión bajo la cabeza del bebé y sirve para prevenir y tratar la plagiocefalia, la braquicefalia o cualquier deformación del crecimiento de la cabecita de tu bebé. Además viene en diferentes medidas, desde tallas específicas para bebés prematuros hasta los 18 meses.

Afortunadamente la cabeza del bebé está mucho mejor y no necesitó casco.

Espero que el post de hoy os haya resuelto todas las dudas que teníais sobre la plagiocefalia, también podréis encontrar más información sobre plagiocefalia en la wiki.

 

Quizás también te interese…

Las 15 mejores sillas de coche del 2017

 

Añade aquí tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.